Razones Por Las Que un Negocio Falla y La Forma de Suavizar el Golpe

Si eres una startup lo más probable es que falles en algún aspecto, simplemente por el hecho de que la formación de un negocio requiere de varios detalles y procesos. Sin embargo este artículo tratará sobre ese tema para ayudarte a minimizar los errores. A continuación lee porqué un negocio nuevo falla y la forma de contrarrestar el impacto que esto genera.

Esto no es un manual para asegurarse de que tengas éxito, ya que hay muchos factores que pueden contribuir al fracaso. Pero éstas son las principales razones por las mayoría de los emprendimientos fracasan.

razones-por-las-que-un-negocio-falla-y-la-forma-de-suavizar-el-golpe

Problemas comunes al empezar un negocio

Al iniciar un negocio y su administración, asegúrate de superar todas estas siete razones que aumentarán las posibilidades de éxito por muchas vertientes.

Razón # 1: Poner los ingresos antes que los clientes

Esta es la razón más grande por la que la mayoría de las nuevas empresas fracasan y las ideas de negocio no tienen éxito. Los empresarios la ponen en marcha y consiguen los primeros clientes, pero son incapaces de mantener sus empresas en un período de tiempo.

Nunca pongas los ingresos antes de tus clientes. No estoy diciendo que ignores las oportunidades de ingresos, hacer dinero es la parte más fácil. Siempre habrá suficientes oportunidades de negocio para obtener beneficios económicos.

Hacer un producto que los clientes quieren es duro. Así que si vas a empezar, no apuestes todo en un modelo de ingresos o un plan de negocios, en vez de eso llega al núcleo de lo que ofreces a los clientes. Verifica si tu idea impulsa las ventas. Comprueba si tu producto está realmente cambiando la vida de tus clientes. Si realmente cambia vidas, un gran número de personas van a estar dispuestos a pagar lo que les pidas.

Tu plan de negocios es absolutamente inútil si los clientes no van a estar dispuestos a pagar el precio de un producto.

Finalmente, un poco más de precaución. No pongas en peligro tu experiencia con el producto con anuncios locos en todo el sitio web o en una aplicación. Los clientes pagan por la experiencia en un producto de alta tecnología.

Razón # 2 : Pensar demasiado pequeño

No crees un producto que no se adapta a una gran audiencia. Claro que puedes empezar en tu localidad y ampliar más adelante, pero piensa así: ¿tu producto es la solución de las necesidades de unos cientos de personas? ¿tu idea es escalable para llegar a miles de personas? Si tu respuesta es no, sólo estás vendiendo un producto y no la construcción de un negocio.

Valida si el problema o la necesidad que estás tratando de resolver verdaderamente es el problema del mercado o de tus clientes potenciales. Y no sólo para algunos vecinos y amigos, piensa en grande, piensa a nivel global si puedes.

Basa tu idea o producto en una gran audiencia y tendrás un producto con el potencial de convertirse en un grande y más exitoso negocio.

Razón # 3 : Ser complaciente acerca de la contratación

Tu producto o servicio sólo será tan bueno como la gente que contratas. Si tu equipo principal es mediocre, tu oferta también lo será.

No seas complaciente en la contratación y no te conformes con menos por el simple hecho de pensar que eres una startup. Hay muchos excelentes profesionales que están dispuestos a invertir en sus carreras si eres un apasionado de tu negocio y lo muestras.

Contrata poco a poco, pero despide rápido. Aunque suena agresivo la realidad es así. Si sientes que has hecho una mala contratación, no te quedes con ellos. Haz una corrección rápida. No tienes todo el tiempo y el dinero del mundo para dar a la gente, no en un inicio. Si tienes éxito, cada uno de tu equipo podrá disfrutar de los frutos.

Razón # 4: El demorar su lanzamiento

No hay tal cosa como un producto o un servicio perfecto. Si vas a gastar todo tu tiempo en perfeccionar tu producto, nunca lo será.

Los productos evolucionan a lo largo de un período de tiempo a través de comentarios de los clientes y el uso constante. No retrases su lanzamiento por este motivo. De hecho, debes construir un prototipo o un producto mínimo viable y sacarlo a las manos del cliente. Deja que tu cliente decida si el producto es de valor o no.

La mayoría de la gente simplemente no reciben sus productos en tiempo y gastan una mayor parte de sus recursos en el intento de construir un producto perfecto. Ahorra un poco de pena, tiempo y sobre todo, dinero en efectivo y construye sobre un producto que tus clientes quieran.

Razón # 5: La falta de adaptación

La mayoría de los empresarios fracasan en sus nuevas empresas porque no pueden adaptarse a la dinámica cambiante, las necesidades del cliente y el mercado. Una cosa es la adaptación, la otra es adaptarse rápido.

Un empresario de arranque tiene que ser rápido en la toma de decisiones y alterar el curso cuando es necesario. No te dejes adjunto al plan con el que comenzaste. La mayoría de las nuevas empresas terminan tomando un plan a medio camino completamente diferente, alterando todo el plan con el que iniciaron la compañía o negocio.

Muy a menudo, tus clientes determinan este cambio. No seas imprudente en esa etapa y seguir con tu plan o visión original. Las startups no funcionan de esa manera. Tienen que seguir las necesidades de sus clientes.

Pero, esto no quiere decir que comienzas de nuevo por completo cada vez. Lo que en esencia tienes que hacer es construir sobre la estructura básica de tu negocio a medida que avanzas.

Por ejemplo, una empresa que comenzó como una empresa de productos, seis meses abajo de la línea se dio cuenta de que sus puntos fuertes son en los servicios. Entonces rápidamente se adaptó y cambió de marcha, pero la estructura básica de su negocio sigue siendo el mismo: su oferta.

Razón # 6: Optimización de recursos

Considerando que eres un empresario de arranque, tienes recursos limitados. Esto genera el problema de muchos: una crisis en los fondos.

Tienes recursos limitados y no quieres fallar en las cosas equivocadas. Ahora bien, esto tiene relación con gran parte de las razones anteriores, ya que no quieres pasar todo tu tiempo y gastar dinero en la construcción de un producto perfecto (que no existe en ningún caso).

Determina qué es importante para tu negocio y asignar los recursos. Si eres una empresa de productos, construye una oferta de productos básicos y llega a los clientes.

No tomes el camino más fácil en el gasto en publicidad. En su lugar, conoce como administrar el tiempo y construye una comunidad de usuarios que participen, que puedan pagarte más en el largo plazo y que sean mucho más rentables.

Razón # 7: Marketing

Es una palabra, pero tiene un peso increíble en el éxito de un producto. No niego que el producto es importante, pero la mayoría de los productos buenos fallan en llegar a un mercado más grande, lo que puede hacer una diferencia increíble al inicio.

Hay muchos caminos que están disponibles para los empresarios que apenas comienzan y que comercializan sus nuevas empresas en la simple publicidad. La mayoría de los empresarios no saben cómo pueden aprovechar mejor la tecnología para obtener más atención de los usuarios. (Te recomendamos leer: 4 Maneras de mejorar ventas por Internet).

Aprovecha el poder de las redes sociales, crea y trabaja con las comunidades, llega a las personas influyentes, inicia incluso antes de lanzar tu producto. El buen marketing no requiere dinero, pero si una gran cantidad de tiempo. Si deseas llegar a una masa mayor, tienes que estar preparado para invertir una buena cantidad de tiempo para llegar a ellos.

Y una vez que has hecho una base de usuarios grande, más o menos mil clientes, aprovechate de ellos para un efecto de bola de nieve. Los primeros mil clientes pueden convertir tu puesta en marcha en un negocio.

Todo el mundo quiere ejecutar un inicio correcto, así que al final, no pongas demasiada presión sobre tí mismo para hacer que tu startup sea un éxito. Sólo céntrate en hacer las cosas bien y tus clientes se asegurarán de que tus productos y tu puesta en marcha se mantenga viva y en juego.
Lo recomendable para llevar bien un negocio es estar preparado y la mejor forma de estarlo es capacitándose en los temas que en los que menos tenga conocimiento y experiencia, para esto le recomiendo tomar uno de nuestros cursos, como es el Curso de Administración de Pequeñas Empresas, en el cual verá de manera simple y útil cómo lograr esto, da click en el enlace para ver la información completa.

una respuesta

  1. Cedeweb 16/05/2014

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *