Empezar un Negocio con Mentalidad de Emprendedor

Antes de empezar un negocio, es necesario cambiar la forma de pensar. La realidad es que su mejor activo es usted mismo. Lo mejor que puede hacer es trabajar en su mentalidad cuando esta pensando en empezar un negocio. Por ello, le presentamos algunas ideas para trabajar en su mentalidad emprendedora y de empresario.

Antes de comenzar, es importante aclarar ciertas diferencias que existen entre emprendedores, empresarios, inversionistas, especuladores o poseedores de bienes. Esto le permitirá identificar su personalidad y hacia dónde puede orientar su nuevo negocio.

El emprendedor está por encima y se le puede identificar donde quiera que surja un salto brusco en cualquier campo del saber y del hacer. Un empresario se reconoce porque, normalmente, enfrenta riesgos bastante medidos. Sin embargo, si no es emprendedor simplemente está destinado a ser uno de tantos en su actividad y, por lo tanto, las probabilidades de fracaso son grandes, si entendemos la dinámica de la competencia. Por ejemplo, algunas actividades que haría un emprendedor serían los negocios por internet, los negocios de moda, nichos de mercado específicos, etc. (Para ideas de nichos específicos, vea la lista de 301.5 ideas de negocios)

Marketing Huddle

Al empresario le agradan los negocios más seguros: las franquicias, los negocios nuevos, prestar dinero, renta o venta de inmuebles, usufructo de concesiones del gobierno, etc.

empresario

El inversionista tiene dinero y está pendiente para invertir en opciones de bajo o mediano riesgo, salvo excepciones. Aporta fondos para un negocio si asegura el control, sobre todo si las probabilidades de éxito son atractivas; le atrae todo aquello que pueda generar una prima mayor que los intereses bancarios.

inversionista

El especulador, en cambio, es sagaz para descubrir oportunidades económicas, normalmente se le encuentra en el mercado de cambio de monedas, con portafolios bursátiles, apostando al fenómeno de la plusvalía y, en general, sacando provecho de la fluctuación errática de los mercados.

especulador

El poseedor de bienes es pasivamente el propietario de recursos de valor y cuyo origen es una herencia, la cosecha de un buen negocio, la lotería, etc.

buen negocio

En cambio, cuando nos damos cuenta del impacto del emprendimiento como motor de la innovación y la imaginación creativa, entonces no podemos menos que alabar sus virtudes.

Un individuo emprendedor no tiene que ser necesariamente empresario, no obstante, si lo es, será, sin duda, líder de una organización de vanguardia.

Un emprendedor es un agente de cambio. Cuestiona, problematiza, indaga, y cruza puentes para lograr resultados cuantificables. No tiene obstáculos. Suele expandir cualquier entorno donde se encuentra. Puede ser emprendedor social, cívico, político, cultural, educativo, científico, deportivo, académico, burócrata; en el campo empresarial como empresario, ejecutivo o colaborador de cualquier organización privada o pública.

Y si es profesional no queda restringido a los límites de su disciplina u oficio. Los títulos universitarios son frágiles. Lo importante es la aplicación de conocimiento útil para la solución de problemas. Sabe que la carrera convencional ya no es la ruta que dura para toda la vida. Es flexible y plástico.

Y lo más sorprendente es que casi cualquiera puede servirse de las mieles de la conciencia emprendedora si entiende sus principios; penetra en todas las escalas del conocimiento sin obedecer fronteras y lo hace para encontrar respuestas a todo género de interrogantes.

Emprender es ver lo mismo y pensar distinto. Y la mejor manera de convertirse en emprendedor es siendo emprendedor. Una vez que esté listo para emprender, el segundo paso es buscar ideas de negocios.

Créditos de fotos:

Infusionsoft

Xhanatos

gettattoo

SEIU Local 1

Juanedc

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Send this to a friend