Los Negocios en México y la Crisis Europea

Desde finales del 2011 hasta esta fecha, se ha presentado una crisis en Europa, relacionada con el euro, la deuda pública de los países europeos, y el sistema financiero. A pesar de que estamos muy alejados geográficamente de Europa, quise desarrollar este artículo para platicar sobre las consecuencias de la futura crisis en los negocios de México.

Crisis y negocios en México

A continuación le explicaré la historia del problema, el origen de la crisis europea y el efectos en los negocios mundiales y los negocios en México.

Negocios en México y crisis europea

Historia del Problema

En primer lugar, quiero explicarle de qué se trata esta crisis. Lamentablemente si ve las noticias en la televisión, periódicos y radio, poco se habla de este tema, probablemente por ser un hecho fuera de lo nacional. En síntesis, se trata de el debilitamiento del euro como moneda única europea, y las consecuencias futuras que eso implicaría para Europa y el mundo.

Desde finales de la Segunda Guerra Mundial, a fin de evitar más guerras y problemas políticos en Europa, se planteaba una forma de unidad política y monetaria entre todos los países europeos, formando un solo estado europeo. Ésa idea tomó fuerza durante los ochentas, cuando los presidentes de Francia y Alemania oriental, apoyaron fuertemente la creación del euro. Con la caída del muro de Berlín, se aceleraron las negociaciones y en el año 1998 se creó el euro, para sustituir a todas las monedas de diversos países por una sola.

Las economías mundiales estaban en un buen momento en esas fechas, y por ende tuvo aceptación. Una de las necesidades para el éxito del euro, era la unidad entre varios países europeos. Es decir, muchos países tenían que adoptar el euro como su moneda. Sin embargo, si analizamos cada país, cada uno tiene una forma diferente de lidiar con la vida y sus finanzas.

Por ejemplo, en Italia se da una mayor calidad de vida de lo que se puede pagar. En Irlanda, la gente acostumbra apostar bastante. En Alemania, la gente es muy moderada en sus gastos. Todas estas diferencias se olvidaron al momento de crear el euro, e incluir a varios países. El problema principal eran los requisitos para entrar a la zona euro. El factor principal era que se debía de contar con una moderada deuda pública. Pero países como Italia, Irlanda y Grecia tenían una alta deuda, y para que ingresaran al euro, se omitió este requisito importante.

Una vez dentro de la zona euro, una de las ventajas que existía era el acceso a créditos públicos a una baja tasa de interés. Anteriormente, países con alto riesgo de inversión, se les imponía una alta tasa de interés, por la que sólo solicitaban el crédito necesario o el que podían pagar. Por ejemplo, en los noventas Irlanda era principalmente campesina y obrera, un país con poco desarrollo. Con esta apertura el crédito, todos estos países con alto riesgo empezaron a solicitar mucho crédito (como financiar un negocio). En los primeros años, esto se observó con el alto crecimiento inmobiliario en España, el desarrollo inmobiliario en Irlanda, y el desarrollo de proyectos de inversión en Grecia.

La Crisis Europea

El inicio de la crisis se dio cuando muchos de estos proyectos no resultaron rentables, debido a que no existía suficiente demanda por todo lo que se ofrecía. Por ejemplo, en España se estaban construyendo más casas que en Estados Unidos. Cuando un inversionista no tiene cómo pagar el crédito, se va a una cartera vencida para el banco que presta el dinero. Cuando esta cartera vencida se hace más pesada, los bancos entran en crisis, al tener pérdidas, no tener liquidez, no poder dar créditos, etc.

La recesión en 2008 de Estados Unidos, con la caída de Lehman Brothers y otros bancos, también ingleses, vino a crear un escenario de incertidumbre mundial. Poco tiempo faltó para que los bancos europeos estuvieron en la misma situación, y los sistemas financieros europeos tuvieran que soltar dinero los bancos para no entrar en una crisis.

La crisis europea se sentó más cuando Grecia declaró que no podía pagar su deuda, y su contabilidad como país había sido manipulada. La unión europea decidió rescatar a Grecia dos veces, bajo las condiciones de extrema austeridad del gobierno para pagar sus deudas, recortes de gastos, disminuir los sueldos del país, etc.

Esto ha provocado en los últimos meses gran descontento social en Grecia y en otros países en la misma situación como España, donde existe una tasa de desempleo del 50%, e Irlanda, donde se están dando medidas de austeridad, y la dificultad de empezar un negocio. En los próximos meses, Grecia decidirá si se sale de la zona euro, y retorna a su moneda anterior llamado dragma.

Consecuencias de Crisis

Tan sólo para Europa, las consecuencias de esta salida se están observando. En varios países, ha ocurrido fenómeno donde la gente está sacando su dinero y convirtiéndolo en efectivo, principalmente por el miedo a que de un momento a otro, su país regrese a la moneda anterior y su dinero será devaluado, es decir que pierda valor.

También los inversionistas probablemente sacarían su dinero del euro, para convertirla en una moneda más estable como el dólar, y eso provocaría que el euro perdiera valor, y se abaratará. Cuando esto sucede, las exportaciones de los países se vuelven menos rentables, esta afectando la balanza comercial, y afectando el crecimiento económico ya en estado de recesión.

Todas estas consecuencias se verán claramente en Europa, incluso para Gran Bretaña que no está asociada con el euro, pero que sus bancos y sus exportaciones van dirigidas a Europa principalmente.

Consecuencias en negocios en México

Las exportaciones de México a Europa representan en promedio el 3.5% de las exportaciones totales del país.

La primera consecuencia para los negocios en México se vería en estos pocos exportadores mexicanos, que parte de sus productos los exportan a Europa. Obviamente, al depreciarse el euro, se hace menos negocios rentables en México el exportar.

La segunda consecuencia tiene relación con los sistemas financieros, incluído la Bolsa de Valores, los créditos, los bancos. Un golpe a la economía mundial se extiende de forma internacional rápidamente. El efecto inmediato se vería en la Bolsa Mexicana de Valores, con la caída de su índice. Esto parece no afectarnos, pero afecta a los inversionistas, y estos pueden decidir mover su dinero a zonas de mayor seguridad. Estas salidas de dinero afectan a las empresas y gobiernos, que dejan de crecer, y por ello de ofrecer oportunidades de trabajo, renta de muebles, compra a proveedores, etc.

También en México, tenemos muchos bancos extranjeros, que puede que saquen recursos producidos en México para aliviar la situación de su país. Esta es otra salida de capital importante.

La tercera consecuencia es una 2a. recesión global, que limite el crecimiento de los negocios en México, y por ende del país. En los últimos años, México sólo ha crecido en promedio 3% anual, mientras que otros países latinoamericanos están creciendo a tasas más altas.

Este material tiene derechos reservados a 100Negocios.com 2012-2019. Necesita permiso del autor para reimpresión, publicación o uso. México, Estados Unidos, Colombia, Ecuador, Argentina, Brasil, Chile, Uruguay, Costa Rica, Peru, Bolivia, Venezuela, Guatemala, Honduras

5 Comentarios

  1. ADE 26 abril, 2013
  2. ADE 13 junio, 2012
    • 100 Negocios 14 junio, 2012

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Send this to a friend